Ecocardiograma

La ecocardiografía Doppler es una técnica básica de diagnóstico en cardiología que utiliza como método físico de exploración la emisión de ultrasonidos dirigida hacia el corazón, los cuales se reflejan en las estructuras cardíacas produciendo ecos de retorno, de cuyo análisis se puede obtener información fisiopatológica, tanto de las características anatómicas de las válvulas como de los flujos cardíacos. Durante los últimos 30 años se ha producido un espectacular desarrollo de la técnica, existiendo diversas modalidades de estudio: ecocardiografía en modo M, ecocardiografía bidimensional y Doppler cardíaco.

La exploración estándar con ecocardiografía bidimensional se realiza situando el transductor sobre cuatro áreas básicas de estudio: parasternal, apical, subcostal y suprasternal.

Desde cada una de estas áreas de análisis, las modificaciones en la angulación del transductor permiten obtener múltiples secciones tomográficas del corazón que, en líneas generales, se agrupan en tres tipos de cortes: longitudinales, horizontales y transversales.

Cortes longitudinales: El corte longitudinal del ventrículo izquierdo secciona el corazón de la aorta al vértice siguiendo el diámetro mayor. En él se registran la raíz aórtica y las válvulas sigmoideas aórticas, así como la continuidad anatómica de la pared anterior aórtica con el tabique interventricular y de la pared posterior aórtica con el velo anterior mitral. Asimismo se detecta gran parte de la cavidad ventricular izquierda enmarcada por el movimiento del tabique interventricular y la pared posterior del ventrículo izquierdo. De igual forma pueden realizarse cortes longitudinales de las cavidades derechas.

Cortes transversales: Los cortes transversales siguen una dirección perpendicular al eje mayor del ventrículo izquierdo. El corte efectuado sobre el ventrículo izquierdo registrará la forma circular del miocardio ventricular y sus variaciones en las contracciones sistólica y diastólica. El análisis de los planos transversales permite realizar una evaluación correcta de todos los segmentos ventriculares. Una incidencia discretamente superior muestra el movimiento de apertura de la válvula mitral con su área máxima, que se enmarca entre los límites de los velos anterior y posterior mitral. Un corte dirigido más superiormente registrará en una posición central la imagen de la aorta con sus válvulas sigmoideas y los tres senos valvulares sigmoideos aórticos.

Cortes apicales: Los cortes apicales se obtienen situando el transductor en el ápex cardíaco y permiten obtener una información conjunta de las cuatro cámaras cardíacas. En situación más anterior de la imagen se localizan las cavidades ventriculares izquierda y derecha, y en situación más posterior las cavidades auriculares derecha e izquierda. Separa ambas cavidades el movimiento típico de las válvulas AV, mitral y tricúspide. El plano de cuatro cavidades permite analizar de forma adecuada los tabiques interauricular e interventricular, que separan las cavidades auriculares y ventriculares. Rotando 90º el transductor desde la posición anterior se registrará el plano de dos cámaras, donde aparecerán las paredes anterior y posterior del ventrículo izquierdo.

Uno de los avances más importantes de la ecocardiografía ha sido permitir el análisis cuantitativo de diversos parámetros de la función cardíaca que son básicos para indicar el pronóstico, estudiar su evolución, e indicar pautas de actuación tanto médicas como quirúrgicas en las diversas enfermedades cardíacas.

De una manera simplificada podemos decir que la cuantificación con ecocardiografía se basa por un lado en la obtención de parámetros de función ventricular, y por otro en obtener con ecocardiografía Doppler parámetros hemodinámicos de las características de los flujos cardíacos.
Además de crear cuadros en dos dimensiones del sistema cardiovascular, un ecocardiograma también puede producir la evaluación exacta de la velocidad de la sangre y del tejido cardíaco en cualquier punto arbitrario usando el ultrasonido Doppler de ondaválvulas cardíacas, cualquier comunicación anormal entre el lado izquierdo y derecho del corazón, cualquier fuga de sangre a través de las válvulas (regurgitación valvular), y el cálculo del volumen cardíaco así como la fracción de eyección.
pulsada o continua. Esto permite la evaluación de las áreas y la función de las

Indicaciones del eco transtorácico

  • Síntomas potencialmente debidos a etiología cardiaca: dolor torácico, dificultad respiratoria, palpitaciones, AIT, ECV, eventos embolicos periféricos
  • CVP frecuentes o inducidas por ejercicio
  • Fibrilación auricular
  • Síntomas o signos clínicos consistentes con un diagnóstico cardíaco que cause síncope/presíncope/mareos (estenosis aórtica, cardiomiopatía hipertrófica o insuficiencia cardiaca)
  • Evaluación inicial de insuficiencia cardiaca (sistólica o diastólica) basado en los síntomas, signos o resultados anormales de examenes
  • Evaluación de cardiopatía congénita en el adulto conocida o sospechada
  • Hipotensión o inestabilidad hemodinámica de posible etiología cardiaca
  • Dolor torácico agudo con sospecha de IM y un ECG no diagnostico cuando puede realizarse un ecocardiograma durante el dolor
  • Sospecha de complicación de infarto/isquemia miocárdico/a
  • Insuficiencia respiratoria o hipoxemia de etiología desconocida
  • Evaluación inicial de soplo en pacientes con sospecha razonable de valvulopatia o enfermedad cardiaca estructural
  • Evaluación inicial postoperatoria de válvula protésica para establecer el nivel de base
  • Evaluación inicial de sospecha de endocarditis con hemocultivo positivo o nuevo soplo
  • Evaluación de sospecha de hipertensión pulmonar, incluyendo la evaluación de la función ventricular derecha y presión estimada de la arteria pulmonar
  • Reevaluación de la hipertensión pulmonar al cambiar el estado clínico o el examen cardíaco o para guiar el tratamiento
  • Evaluación de masa cardiaca (sospecha de tumor o trombo)
  • Evaluación de patologías pericárdicas: por ejemplo derrame pericárdico, pericarditis constrictiva
  • Evaluación de la aorta ascendente en presencia de enfermedad del tejido conectivo o condición genética que predisponga a aneurisma o disección aórtica (por ejemplo, el síndrome de Marfan)
Evaluación inicial de miocardiopatía conocida o sospechada (cardiomiopatia restrictiva, infiltrativa, dilatada, hipertrófica o genética)