Espirometría

La espirometría es la prueba básica de función pulmonar, que suministra información sobre la capacidad de sus pulmones para mantener una buena respiración, es simple y solo consiste en soplar lo mas rápido posible y mantenerse expulsando el aire por algunos segundos. Las personas que tienen enfermedades como Asma o EPOC (enfisema o bronquitis crónica) tienen sus bronquios disminuidos de diámetro por lo cual cuando expulsan el aire se hace de manera mas lenta y eso se determina con esta prueba. Los enfermos mas graves tendrán mas obstrucción y el aire saldrá más lento lo que permite ver la gravedad de cada persona. Todas las enfermedades pulmonares tienen una manifestación en la espirometría y por ello es indispensable.