La higiene del sueño propicia un descanso reparador

Las actividades realizadas en el tiempo y el espacio que por naturaleza están destinados para dormir interfieren en el descanso. Erradicar los malos hábitos y respetar el sueño, son los primeros pasos para mejorar la calidad de vida con un descanso adecuado y reparador.

El Dr. Claudio Cárdenas médico internista y neurólogo en Servicios Respiratorios K26 explicó que la higiene del sueño comprende un conjunto de acciones y hábitos que se deben tomar en cuenta que para que el sueño sea reconfortante.

Desde tiempos remotos el dormir se ha considerado una señal de flojera y pereza y el no dormir, por el contrario, como un símbolo de fortaleza y temple. En tal sentido, el especialista destacó la importancia del descanso adecuado para el funcionamiento del cuerpo y enfatizó que “el sueño es para el cerebro lo que el escaneo y desfragmentación del disco duro es a la computadora”, es decir, no es un estado en el que el cerebro permanece inactivo, sino es el momento en el que trabaja y ordena la información que tiene, por lo tanto debe respetarse.

Algunas de las recomendaciones del Dr. Cárdenas para la higiene del sueño son:

  • Evitar comer o hacer ejercicios al menos 3 horas antes de ir a la cama, ya que favorece la activación del sistema nervioso simpático, encargado de mantener el cuerpo en estado de alerta.
     
  • Hacer de la habitación un lugar que invite al descanso, a la paz y a la tranquilidad. Debe tener una temperatura confortable y ser lo menos iluminado y ruidoso posible.
     
  • La cama debe ser solo para dormir y tener relaciones sexuales. No debe usarse para otras actividades como el uso de la computadora, el celular, comer, discutir con la pareja, ver películas, entre otras.
     
  • No se debe convertir el cuarto en una segunda oficina.
     
  • Evitar tener un reloj visible, ya que puede producir un constante chequeo de la hora.
     
  • No existe una posición ideal para dormir. Sin embargo se recomienda dormir de lado o boca arriba. Se debe evitar dormir boca abajo ya que puede afectar la columna vertebral.
     

La mejor manera de saber si el sueño fue reparador es sentirse bien al despertar. Por el contrario, si presenta cansancio, somnolencia diurna, irritabilidad, reflejos disminuídos y poca capacidad de concentración debe tomar en cuenta estas recomendaciones y acudir a nuestros especialistas para que descarten algún trastorno del sueño.

La higiene del sueño es tan importante como la higiene corporal, de a su sueño la importancia que merece. Un sueño efectivo le permitirá tener mayor rendimiento durante el día para el desarrollo máximo de su potencial y además se manifestará favorablemente en su salud.