Los trastornos del sueño se clasifican en nueve grupos

El médico internista y neurólogo de Servicios respiratorios K26, Claudio Cárdenas, explicó que dentro de la Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño (ICSD por sus siglas en inglés), se reconocen nueve grupos de estas enfermedades; el insomnio es la más prevalente del mundo, el cual a su vez se clasifica en 11 tipos diferentes. Este es uno de los motivos de mayor visita a la consulta, sin embargo, no debe confundirse con la privación del sueño por otras causas.

En segundo lugar están los trastornos respiratorios relacionados al sueño como la apnea obstructiva del sueño y los síndromes de apnea centrales. En el tercero se encuentran las hipersomnias no asociadas a trastornos del ritmo circadiano, como la conocida narcolepsia, que hace que las personas se quedan dormidas y caigan desmayadas.

Un cuarto grupo de enfermedades del sueño son los trastornos del ritmo circadiano, aquellos conocidos como el trastorno de fase adelantada en el que la persona duerme de 7pm a 2am o de fase retardada del sueño, así como trastornos de sueño irregular; mientras que los trastornos de movimiento, que incluyen el síndrome de movimiento periódico de piernas, en el que la persona patea toda la noche, son el quinto grupo.

El sexto tipo de patologías del sueño está constituido por las Parasomnias, como los terrores nocturnos (la persona grita de terror y luego se queda dormido) sonambulismo (deambular dormido), somniloquia (hablar dormido) y trastornos de comportamiento asociado a sueño REM (la persona actúa físicamente su sueño). Y por último están los trastornos de la sección pediátrica, las variantes normales y los trastornos propuestos otros grupos de enfermedades del sueño

Cárdenas afirma que ha sido un problema agrupar en cual especialidad entraba la medicina del sueño, mas por ser la apnea del sueño uno de los trastornos más comunes, los neumonólogos comenzaron a aplicarla al público en general. No obstante, la neurología se encarga de estudiar toda la actividad del cerebro y estructuras nerviosas asociadas, de manera que la neumonología abarca los trastornos respiratorios asociados al sueño y la neurología de su impacto en el sistema nervioso periférico.

Asimismo, el doctor indica que la importancia del sueño para el cerebro radica en que la fase más importante de ensoñación, la fase REM (movimiento rápido de ojos) es una actividad cerebral muy intensa que se encarga de revivir las experiencias que hemos vivido durante el día a fin de fortalecer la memoria. Para que este proceso pueda darse y sea efectivo, el cerebro debe aislarse casi totalmente del medio externo, para trabajar la información que tiene. Si la persona no logra alcanzar esta fase debido a una respiración inadecuada durante el sueño u otra patología de caracter nueurológico, este proceso no se realiza y “El cerebro debe cumplir todas las fases del sueño para que sea reparador”, finalizó Cárdenas.