El insomnio es el trastorno del sueño con mayor prevalencia en el mundo

Bien sea por causas circunstanciales o por la falta de una adecuada higiene del sueño, el insomnio se ha convertido en un problema de salud pública en el mundo por su incidencia en la población.

Según el internista y neurólogo especialista en sueño Claudio Cárdenas, quien forma parte del directorio médico de Servicios Respiratorios K26, el insomnio afecta en algún momento de la vida al 10% de la población y de ese porcentaje solo un 5% acude a un especialista para solventarlo.

El doctor aclara que “El insomnio viene siendo la incapacidad para conciliar el sueño o mantenerlo una vez que se ha logrado, con síntomas diurnos de falta de sueño, siempre y cuando la persona tenga la oportunidad y el tiempo para dormir”, por lo tanto no debe confundirse con la privación del sueño por otras causas como por ejemplo vivir lejos del lugar donde se trabaja, que es el caso de las personas que habitan en las ciudades dormitorios.

Existen distintos tipos de insomnios, en primer lugar el insomnio agudo o situacional que es aquel que cualquier persona padece en algún momento de su vida y que está asociado a un estímulo positivo o negativo como el duelo por la pérdida de un familiar, fracaso laboral o amoroso, entre otros. Por lo general es reversible y no suele durar más de tres semanas. En segundo lugar se encuentra el insomnio psicofisiológico que normalmente se presenta en personas con un patrón de personalidad obsesiva, metódica y perfeccionista que comienzan a preocuparse por dormir y crean una serie de ideas constantes y reiterativas sobre lo mal que están, porque no pueden hacerlo. Mientras más intentan dormir, menos pueden conciliar el sueño. Se asocia con otro tipo de insomnio que es el que ocurre por higiene inadecuada del sueño.

El insomnio por higiene inadecuada del sueño ocurre a causa de una serie de malos hábitos como utilizar la cama o la habitación para otras actividades distintas al sueño o a las relaciones sexuales. Trabajar, comer, ver películas, utilizar dispositivos electrónicos como laptops, teléfonos intéligentes, entre otros, en el espacio destinado para el descanso hacen que el cerebro asocie la cama con otras actividades e interfieren para que la persona concilie el sueño al mantenerla en un estado de activación.

Por último el insomnio crónico es aquel en el que la persona no logra dormir en lo absoluto. Al respectó el Dr. Cárdenas indicó “Lo que principalmente se trata en la consulta es insomnio crónico”. Es importante destacar que aunque el sueño se recupera, el insomnio crónico puede generar daños en todos los sistemas del cuerpo, debido a que el paciente permanece en un constante estado de vigilia en el que no existe descanso ni recuperación para afrontar el día día.

Todas las personas que padezcan insomnio y que en general duerman mal, deben acudir con nuestros especialistas en sueño, quienes están ampliamente capacitados para diagnosticar y tratar este trastorno, para que logren recuperar su descanso y al mismo tiempo mejoren su calidad de vida.